11 habilidades sociales para triunfar en el mercado laboral
7 Feb 2019

11 habilidades sociales para triunfar en el mercado laboral

Tener unas buenas habilidades sociales nos abrirá incluso más puertas que un buen expediente. Si quieres encontrar trabajo y, además, mantenerlo, no dejes de potenciarlas.

habilidades sociales

1. ESCUCHA ACTIVA

Porque no es lo mismo oír que escuchar. Si mientras alguien te habla, tú pasas más tiempo pensando en tu respuesta que en lo que te están diciendo, entonces es que no lo estás haciendo bien. Es importante que escuches con atención, que te fijes en la expresión corporal de tu interlocutor, que analices el metalenguaje en su conjunto al mismo tiempo que demuestras que prestas atención a lo que te dice.

¿Parece difícil? Pues no lo es tanto. El ser humano es un animal social que practica durante toda su vida este tipo de habilidades sociales, así que, en cierta manera, es algo innato en casi todos. Lo que pasa es que a veces nos concentramos más en nosotros mismos y vamos dejando que estas habilidades se pierdan.

Trata de concentrarte en el significado de lo que te están diciendo más que en el cómo te lo dicen y en cómo te hace sentir. De esta manera, podrás dar una respuesta mucho más elaborada y útil que si estás pensando en dar una rápida respuesta ingeniosa.

Una buena estrategia para demostrarle a tu interlocutor que le has escuchado con atención es resumir lo que te ha dicho antes de contestar, por ejemplo:

–Juan, si te estoy entendiendo bien, me estás diciendo que hay que volver rehacer el informe porque tiene fallos (descripción breve de dichos fallos). Estate tranquilo, mi equipo y yo los corregiremos enseguida y esta tarde estará en tu mesa.

2. EMPATÍA

Salvo para los pobres psicópatas que viven con el drama de no entender jamás lo que sienten las personas que los rodean, el resto de nosotros tenemos una capacidad maravillosa llamada empatía.

Esta es una de las habilidades sociales más importantes para vivir en sociedad, pero también para relacionarnos en un ambiente laboral (que en sí mismo no es otra cosa que una microsociedad). La empatía nos ayuda a entender cómo se sienten los demás al reconocer esos sentimientos en nosotros mismos o bien por saber ponernos en la situación de otros y entender qué están sintiendo en su propia situación.

Hay que preguntarse siempre sobre qué pensarán y sentirán los demás y qué podemos hacer nosotros para que nuestras acciones tengan en cuenta esos sentimientos. Esto nos ayudará a establecer mejores relaciones y a ser más valorados en nuestro entorno.

3. ASERTIVIDAD

Se trata de saber cómo dar nuestra opinión o decir que no a algo que no queremos hacer sin crear un conflicto ni resultar bruscos. La asertividad es una de las habilidades sociales que más paz interior nos darán, porque elimina la ansiedad que nos genera decir que no y, a la vez, suaviza nuestras relaciones con los demás.

4. CAPACIDAD DE NEGOCIACIÓN

Aprender a negociar es una herramienta que nos va a facilitar mucho la vida en el mercado laboral. Ya sea para el horario de trabajo, el salario, las obligaciones aparejadas al puesto, etc., saber cómo negociar y defender tus intereses es vital.

5. CREDIBILIDAD

Que tu jefe y tus compañeros sepan que eres una persona en la que se puede confiar es una garantía laboral inmensa. Pero, claro, para tener credibilidad ante los demás no solo se debe aparentar, sino ser, realmente, honesto. Para eso, debemos, además de lo evidente que es no mentir, ser consecuentes y sustentar nuestras palabras con nuestras acciones. En realidad no es tan difícil si nos centramos en aparentar menos y en ser más éticos. Al final, un empresario prefiere tener a su lado a alguien honesto y creíble que a una persona que le cuenta a todo el mundo lo que quiere escuchar. Recuerda que esas cosas caen por su propio peso muy pronto porque la gente habla.

6. RESPETO

Además del respeto básico por los superiores jerárquicos y de la educación mínima exigida, el verdadero respeto implica cosas mucho más profundas; por ejemplo, que seamos capaces de valorar y respetar las opiniones de nuestros compañeros y jefes a pesar de que puedan tener menos experiencia o titulación. Apreciar las opiniones e ideas de los demás y darnos cuenta de que no siempre tendremos la razón y de que varias cabezas pensantes son mejores que solo una.

7. COMPASIÓN

Entre las habilidades sociales más básicas, la compasión es una de las que más importan y que más olvidamos aplicar. Resulta que todos cometemos errores, que la gente pasa por situaciones difíciles, que no todos tenemos las mismas herramientas y habilidades. Tener compasión, saber perdonar, querer ayudar…, todo eso es vital para establecer buenas relaciones laborales.

8. PENSAMIENTO POSITIVO

Las personas positivas triunfan más, disfrutan más y son más felices. Hay gente que es así de manera natural, pero si no es tu caso, no desesperes, convertirse en una persona más positiva es posible adquiriendo unos sencillos hábitos y reestructurando un poco nuestro pensamiento.

9. CORTESÍA

No te olvides nunca de dar las gracias, de pedir las cosas por favor, de ser agradecido, de hacer favores (siempre que no nos supongan grandes costes personales), de sonreír, de saludar y despedirte, de preguntar cómo están los demás, de mirarlos a los ojos. Una persona que es cortés y educada con los demás es una persona querida.

10. INTELIGENCIA EMOCIONAL

Es la capacidad que tenemos para comprender, analizar y gestionar nuestras propias emociones. Entender por qué y en qué circunstancias nos sentimos de tal manera y cómo reaccionamos con los demás o con nosotros mismos cuando nos sentimos así hará que sepamos orientar nuestra conducta y evitar conflictos y disgustos, pero también que sepamos potenciar aquellas actividades que nos hacen sentirnos bien y ser más felices.

11. MENTE ABIERTA

Evitar los prejuicios, ser flexible, respetar las diferentes culturas y educaciones, no tener miedo a lo distinto, etc. son habilidades sociales que nos garantizan mejores relaciones con los demás y un comportamiento más ético. Es importante revisar y entender nuestros prejuicios para eliminarlos: el racismo, la aporofobia, el machismo o la homofobia, entre otros, no son ideologías ni «formas de pensar», sino faltas graves de educación y cultura. Una persona con un eTítulo universitario debe tratar de eliminar sus prejuicios todo lo posible y es tan fácil y gratificante como leer más, relacionarse más, viajar más y tratar de aprender de todo ello.

 

 

Las mejores apps para estudiantes universitarios
1 Feb 2019

Las mejores apps para estudiantes universitarios

Tanto si tienes problemas para estudiar como si no, echa un vistazo a estas apps: harán tu estudio más sencillo y entretenido.

apps

A pesar de lo que digan los misoneístas, la tecnología sirve para facilitarnos la vida, así que ¿por qué no utilizarla también para facilitarnos el estudio?

A veces falla la concentración, a veces es la voluntad, a veces es porque nos cuesta organizarnos… El caso es que hay estupendas apps para ayudarte con todo eso, ¿por qué no probarlas todas mientras sacas tu eTítulo?

Apps para dormilones

Si eres de los que dicen que van a madrugar, pero luego te quedas atrapado en la cama sin remedio, aquí tienes la solución perfecta para agarrar la mañana por la punta. Resulta que han creado varias apps ideales para ti: I Can´t Wake Up o Sleep If You Can o cualquiera del estilo harán que sí o sí tengas que saltar de la cama a tu hora, ya que para apagar la alarma te obligarán a realizar una serie de tareas capaces de despertar a un koala recién comido.

Apps para caóticos y desmemoriados

Si no consigues organizar tus tareas, se te olvidan las fechas de entrega de los trabajos, no sabes en qué día vives y te das cuenta el día antes del examen de que te faltan apuntes, queremos decirte que no desesperes, los caóticos también merecen sacar sobresalientes. Aunque para conseguirlos, vas a tener que instalarte un programa que te ayude con eso.

Las apps para organizar el estudio son fantásticas: en algunas puedes hacer anotaciones por voz que se pasan a texto; cuando te coinciden varias actividades en un solo día, te avisan primero de la más importante, te bloquean las notificaciones durante las horas de estudio, te recuerdan las clases que tienes cada día, etc. Prueba con My Study Life, Any.Do, Simplemind o Finish y verás como tu vida se vuelve mucho más sencilla por momentos.

Apps para adictos al móvil

Si no puedes dejar tu móvil solo ni 5 minutos y hasta escuchas vibraciones fantasma cuando lo tienes en silencio, hay varias apps que puedes usar.

Tu tiempo de estudio es sagrado, así que instálate ya el chantaje psicológico de Forest (donde si miras el móvil matas al arbolito que está creciendo en él), el controlador Flipd (que bloqueará tus redes sociales y no podrás desbloquearlas fácilmente) o el Checky que, sin bloquear nada, contabilizará todas las veces que consultes el móvil y te lo pondrá en números grandes para que te sientas el ser más miserable sobre la faz de la tierra.

Apps como herramienta de estudio

Si quieres compartir apuntes, no envíes fotos. Instala Office Lens y escanea tus apuntes para que se conviertan instantáneamente en archivos de Word o PDF.

Cuando vayáis a hacer un trabajo en grupo, necesitaréis Trello, una app con la que podréis asignar tareas, compartir el progreso, etc.

Si hacer bien la bibliografía de los trabajos te trae de cabeza, instala EasyBib que la hace solo a través de tus búsquedas y, además, puedes escanear los libros que uses para que los incluya también. Si ya te has enfrentado a la creación de un trabajo con extensa biblografía, sabrás que esta aplicación es un sueño hecho realidad.

GoConqr realmente te ayuda a estudiar: podrás ver tus mapas mentales y apuntes en cualquier lugar, incluye test para que pongas a prueba tus conocimientos, para que interacciones con compañeros y podáis hacer un estudio colaborativo; funciona sin conexión y se va adaptando a tus necesidades para personalizar tu estudio (entre otras muchas cosas). Un filón que cualquier estudiante debe conocer.

Si eres un universitario y no tienes la app de la RAE, estás perdiendo un tiempo muy valioso, y lo mismo con la de Wikipedia.

Ya no tienes excusa, ¡se acabó el procrastinar!

 

 

eTítulo llega a la Universidad Ean de Colombia
29 Ene 2019

eTítulo llega a la Universidad Ean de Colombia

Si estudias en Universidad Ean, estás de enhorabuena: tu título universitario será electrónico y con todas las garantías de seguridad gracias a la tecnología Blockchain.

eTitulo universidad Ean

 

Tenemos grandes noticias: eTítulo sigue creciendo y cada vez estamos más cerca de ti. La prestigiosa Universidad Ean de Colombia emitirá sus títulos con tecnología Blockchain y lo hará con nosotros. Hoy ya estamos presentes en las universidades más prestigiosas de España y ahora por fin en Colombia. Pero no se va a quedar aquí la cosa, pronto recibiréis nuevas noticias. Consulta si tu universidad se encuentra ya entre las más modernas y ofrece eTítulo.

La Ean será la primera universidad colombiana en emitir sus títulos certificados con Blockchain, beneficiándose de la seguridad que garantiza esta tecnología. Así, los títulos universitarios de los egresados podrán compartirse con plataformas, empresas de recursos humanos y redes sociales sin riesgo de que puedan alterarse o falsificarse.

La empresa Thomas Signe será la encargada de registrar los diplomas a través de la plataforma eTítulo, que antes de certificar en Blockchain, ya ofrecía una copia electrónica auténtica del título universitario. Ahora, el uso de la cadena de bloques supone una doble garantía de seguridad.

La unión hace la fuerza

Por una parte, el propio eTítulo cuenta con grandes ventajas que ya conocéis: es un documento en PDF del título firmado con el sello electrónico de la universidad y un sello de tiempo que acreditan la titulación. Ese documento electrónico garantiza la integridad de la información que contiene el documento y tiene la misma validez legal que el documento original. Por eso, los títulos se podrán utilizar para los trámites administrativos electrónicos y la validación por terceros, dando una garantía plena de cuándo y quién lo ha emitido y con una total portabilidad.

Por otra parte, Blockchain es una tecnología que, a través de una red de nodos distribuidos y conectados entre sí, en los cuales queda traza de toda la información protegida de una forma criptográficamente segura, permite construir un ecosistema interconectado muy resistente a potenciales ciberataques, lo cual garantiza la inmutabilidad y trazabilidad de la información, evitando cualquier tipo de alteración posterior a su emisión.

¡Ya veis, seguridad al más alto nivel!

La Universidad Ean de Colombia

La Ean es una universidad privada colombiana fundada en 1967. Tiene acreditación de Alta Calidad por parte del Consejo Nacional de Acreditación (CNA)2 y a nivel internacional por parte del Accreditation Council for Business Schools and Programs y el Accreditation Board for Engineering and Technology (ABET). Su programa de Administración de Empresas fue el primero en impartirse en Colombia. Y ahora también son pioneros en incluir este sistema de certificación.

En eTítulo seguimos creciendo y trabajando para que la universidad del futuro sea realidad desde hoy mismo.

 

Redes sociales: crea un perfil profesional en 6 pasos
20 Ene 2019

Redes sociales: crea un perfil profesional en 6 pasos

Si quieres tener un perfil profesional en redes sociales que enamore a las empresas, solo debes seguir estos 6 pasos y correrán a contratarte.

redes sociales

  1. Identidad laboral

Usa un seudónimo para tu cuenta normal y un correo electrónico anónimo para que las empresas que busquen tu perfil no te encuentren despotricando de ningún partido político ni vean las imágenes de tu último finde loco. Las redes sociales pueden quitarte muchas oportunidades laborales sin que te des cuenta.

Por otra parte, crea un perfil profesional con tu nombre, apellidos y correo electrónico relacionado que dé una imagen apropiada de ti.

  1. Descripción

No olvides añadir en tu descripción cuál es tu formación académica, qué cursos has hecho, qué idiomas hablas, qué voluntariado haces, cuáles son tus intereses y decir que estás buscando trabajo.

Si a esto le añades que tienes un eTítulo universitario, que te permite mandar tu copia electrónica con validez legal a cualquier parte del mundo, pues aún mejor.

Nunca pongas frases célebres, poesías, canciones u otra cosa “inspiradora” que hayan creado otros. Que las palabras que te representen sean tuyas; así sabrán que piensas por ti mismo.

  1. Imágenes

No compartas selfies ni fotos inapropiadas. Usa una buena foto de perfil que no te hayas hecho tú mismo y procura que el resto de imágenes que compartas sean en entornos laborales, conferencias, voluntariados, jornadas, ferias de tu sector y cosas así. Lo importante aquí no es estar estupendo, sino estar presente y trasmitir tu interés.

  1. Amigos y páginas que seguir

En tu perfil profesional de redes sociales no tiene que estar tu tío Manolo, aunque siempre le dé me gusta a todo lo que pones. Está bien que incluyas a tus compañeros de carrera y los contactos que hayas hecho durante tus estudios que estén relacionados con tu profesión, pero debes recordar que este perfil no es personal, sino profesional. Sigue a páginas de empresas que te interesen, a profesionales de tu sector, a profesores… Cuanto más amplíes tu red de contactos profesionales, más relaciones de calidad establecerás y más fácil te resultará encontrar trabajo.

  1. Contenido compartido

Comparte diariamente contenido que encuentres en medios de comunicación, blogs y otros perfiles sobre la temática de tu profesión. No te metas a hacer valoraciones políticas (salvo que esa sea precisamente tu profesión) ni emprendas luchas sociales. Piensa que tu perfil profesional es como un currículo ampliado y en el currículo que mandas a una empresa nunca pondrías que te preocupa el abandono canino, aunque esa sea una gran causa por la que preocuparse.

Es importante que los contenidos que compartas sean relevantes y que mantengas tu perfil o perfiles (porque no debes limitarte a una sola red social) actualizados para que se vea que tienes interés por las cuestiones que conciernen a tu profesión.

  1. Contenido propio

Una muy buena manera de impresionar a través de tus redes sociales es colgar (al menos de forma semanal) un post de elaboración propia. Seguro que hay muchos temas sobre los que tienes una opinión formada que puedes compartir. Esto te va a ayudar a crear una marca personal, a diferenciarte de la competencia y a visibilizarte como un gran candidato, siempre que, por supuesto, tus artículos estén bien escritos, sin faltas de ortografía y con una buena redacción.

Las redes sociales son una buenísima herramienta para encontrar trabajo. Úsalas bien y triunfarás.

 

 

 

 

Estamos de exámenes. 7 trucos para llevarlos mejor
13 Ene 2019

Estamos de exámenes. 7 trucos para llevarlos mejor

Estar de exámenes es agotador: nos estresa, nos frustra, nos cansa… No tenemos una varita mágica para evitarlo, pero sí unos trucos para sufrir menos.

Estar de exámenes significa que nos pasamos mil horas al día sentados en la misma posición, estamos cansados, estresados y, seguramente, molestos con nosotros mismos por no haber empezado antes a estudiar. Puede que odiemos una o varias asignaturas de las que nos toca examinarnos e incluso puede que también odiemos a los profesores que las imparten. Sí, no es agradable estar de exámenes, pero hay que resistir. Aquí van siete trucos para hacer el estudio más llevadero:

1. Empieza por lo difícil

Hay que aprovechar el tirón de la mañana para preparar bien los exámenes. Quizá tengamos sueño, pero nuestra cabeza funciona mucho mejor en las primeras horas del día, así que ese es el momento de ponernos con las asignaturas complicadas o con los temas más difíciles. Por la tarde o la noche, cuando ya estamos agotados, es el momento de ponernos con lo fácil o lo que nos gusta más.

2.Cambia de posición

A veces no notamos lo anquilosado que tenemos el cuerpo hasta que nos levantamos. Cambiar de silla, de posición o leer en voz alta mientras paseamos por la habitación nos ayudará a reducir el nivel de cansancio físico. Tantos días en la misma postura deterioran nuestra espalda. Un poco de movimiento nos vendrá bien para tener menos dolores musculares y de cabeza. Si somos de los que pierden la noción del tiempo, solo hay que poner una alarma cada hora y media que nos avise de que es hora de estirar las piernas.

3. Haz ejercicio en los descansos

Sí, igual apetece más tumbarse a ver la tele, pero será mucho más efectivo el descanso (aunque parezca increíble) si en esa media hora de parón dedicamos 15 minutos a correr alrededor de la manzana o damos una pedaladas en la bici. Un poco de cardio nos prepara perfectamente para la siguiente tanda de estudio y haremos mejor los exámenes.

4. Come bien

Es muy necesario alimentarse bien. Todos los estudiantes sabemos por experiencia que, en época de exámenes, podemos mantenernos vivos a base de pizza, bollos y patatas de bolsa, pero si queremos que nuestro cerebro rinda, debemos darle un buen carburante. Para un rato y cocina, que luego rendirás más.

5. Duerme las horas necesarias

Por muy agobiados que estemos con los exámenes, necesitamos dormir. Si nos metemos en la cama nada más terminar de estudiar, aunque estemos agotados, no dormiremos bien porque la cabeza seguirá yendo a mil por hora. Hay que calcularse un tiempo de desconexión antes de dormir si queremos descansar. Lo ideal es que hagamos algo que nos gusta para desconectar como premio por nuestro esfuerzo diario: salir a pasear con alguien, ver una película en el cine, bailar un rato… Eso sí, nada de liarse hasta las tantas, que se pierde el ritmo.

6. Innova con las técnicas de estudio

La monotonía nos desconcentra y terminamos teniendo que volver atrás porque de pronto descubrimos que llevamos un rato leyendo sin enterarnos de nada. Si vamos cambiando las técnicas de estudio, nos obligamos a estar pendientes de lo que vamos haciendo y el rendimiento será más efectivo y entretenido.

7. Prémiate

Estás currando como una fiera. Te mereces una recompensa (además del premio inmaterial de tu educación y tu eTítulo y tu futuro y tus notas y… todo eso que ya sabemos). Como estos días no vas a gastar mucho, aprovecha para comprarte algo que querías hace tiempo o para hacer un miniviaje o algo para premiarte por tu dedicación y ver luz al final del túnel. Si el esfuerzo es por algo más tangible e inmediato, quizá nos cueste menos trabajo ponernos.

¡Animo a to@s!