La EBAU se acerca. Trucos infalibles para superar la Selectividad
26 May 2019

La EBAU se acerca. Trucos infalibles para superar la Selectividad

Superar la EBAU y acceder a la carrera que quieres es mucho más fácil si tienes una buena organización y un buen método de estudio.

EBAU

Organización

Si quieres sacar el examen de la EBAU con éxito, poder elegir carrera y al final obtener el eTítulo con el que sueñas, lo más importante es que pierdas un rato en la planificación. Debes hacer un calendario de estudio donde día a día anotes cuántas horas vas a dedicar a cada asignatura, a los repasos y también al descanso. Tienes que anotar la fecha del examen EBAU para que veas en todo momento el tiempo del que dispones y organizarte las horas de estudio de forma que vayas alternando las asignaturas que más trabajo te cuestan con las que te son más fáciles teniendo en cuenta tus mejores horas de rendimiento diario. Reserva unos días libres al final por si surge cualquier imprevisto o necesitas repasar más alguna de las asignaturas más complicadas.

Puede que esto te parezca una pérdida de tiempo, pero te aseguramos que será un rato muy bien invertido porque evitarás estrés y sustos finales.

Técnicas de estudio

Para no perder la concentración por el agotamiento, es bueno que alternes las técnicas de estudio. Siempre tendrás que hacer una primera lectura comprensiva de todo el temario de las materias de las que te vayas a examinar, subrayar las ideas importantes y hacer resúmenes que luego te servirán para los repasos, pero una vez hecho ese trabajo inicial, puedes alternar las técnicas de estudio usando mapas mentales, fichas, estudio en grupo, dibujos… Y, desde luego, no olvides estudiar en voz alta para activar tu memoria auditiva. Lo importante es que no te quedes dos horas leyendo y releyendo un texto hasta perder por completo la concentración. Desde ahora hasta el día del EBAU, perder el tiempo es algo que no te puedes permitir.

Repasos

Al hacer tantos exámenes seguidos es necesario que vayas estudiando todo simultáneamente y, al mismo tiempo, que no olvides lo que ya has aprendido. Por eso hacer repasos es esencial. Tienes que ver qué asignaturas te cuestan más y necesitarás repasar más a menudo y cuáles no. Y como volver a leer lo que ya has leído, subrayado y resumido es un rollo, aprovecha para hacer dibujos, mapas mentales, canciones y otras técnicas de estudio más amenas durante los repasos. También puedes hacer los repasos con un compañero o familiar que te vaya preguntando la lección y así te aburrirás menos.

Haz exámenes de años anteriores

Es lo mejor que puedes hacer para sacar unas notas estupendas en la EBAU. Hay numerosas páginas que cuelgan los exámenes (por ejemplo, esta) para que puedas practicar. Así te familiarizas con el tipo de preguntas que suelen hacer y ves dónde fallas más. Te quitarás un montón de estrés de encima y además aprenderás mejor que leyendo lo mismo una y otra vez.

Cuidado con los comentarios de texto

En las asignaturas de Historia, Filosofía, Literatura o Idioma tendrás que hacer un comentario de texto. Mejor ve practicando. Recuerda que es importante que sigas la estructura y, sobre todo, que redactes bien, pongas bien comas y puntos y ninguna falta de ortografía. Pide ayuda a un amigo, familiar o profesor para que corrija tus comentarios y te oriente sobre en qué debes mejorar.

Relájate

La EBAU no es tan difícil como parece. Llevas estudiando toda tu vida y sabes hacerlo, así que esto solo supone un paso más. Es importante que no te pongas a pensar en cosas negativas que te causen estrés, como que te vas a quedar en blanco por los nervios o que no vas a sacar la nota que necesitas. Piensa que, además, siempre puedes recuperar en septiembre.

Por otra parte, aunque estés agobiado, es importante que descanses cada dos horas y que hagas ejercicio o salgas un rato con tus compañeros. Si estás agotado, no vas a rendir y tu cerebro necesita descansar. Recuerda dormir ocho horas al día, llevar un horario regular de sueño, comer adecuadamente y beber mucho líquido como agua y zumos naturales.

 

 

¿Buscas un trabajo temporal para este verano? Te sugerimos 10
16 May 2019

¿Buscas un trabajo temporal para este verano? Te sugerimos 10

El verano es una época estupenda para encontrar un trabajo temporal que nos permita ahorrar un dinerillo para viajar o para gastar el resto del año.

trabajo temporal

Camareros, relaciones públicas…

Sea en un restaurante, un bar, un pub o una discoteca, el verano es la estación ideal para encontrar un trabajo temporal dentro del mundo de la hostelería. El turismo crece y  los empresarios aumentan sus plantillas sin exigir demasiada (o ninguna) experiencia a los candidatos (aunque sí exigirán esfuerzo, iniciativa y dedicación). La parte buena de la hostelería es que, echando muchas horas, podrás ahorrar rápidamente el dinero que necesitas para hacer el viaje con el que sueñas a finales de agosto. Un par de meses de sufrimiento tendrán una buena recompensa.

Animador de hotel

Los hoteles están buscando ya mismo jóvenes talentosos que quieran animar el cotarro en sus actividades programadas. Como trabajo temporal, este suele ser de lo mejor, porque tendrás incluidos el alojamiento y la comida, convivirás con gente de tu edad, practicarás idiomas… Es como estar en un campamento, pero con trabajo y sueldo.

Prácticas laborales

Si eres estudiante de una carrera que tiene fácil acceso a encontrar trabajo temporal, no te lo pienses, aunque aún no tengas tu eTítulo, ve a cada empresa a pedir que te contraten aunque sea solo para hacer fotocopias o llevar el café de las 11. Aquí no se trata solo de ganar dinero, se trata de que puedas ir introduciéndote en lo que un día será tu profesión, que practiques el networking, que mejores tu currículo…

Socorrista

Este trabajo temporal requiere de una formación previa que, además, cuesta dinero, pero es una formación tremendamente útil para tu vida, porque todos deberíamos saber primeros auxilios. Una vez que hayas completado el curso, tener un trabajo temporal de socorrista es pan comido y es un trabajo agradable que te permite pasar el día en la piscina (eso sí, sin bañarte demasiado, salvo que no haya gente a la que vigilar).

Clases particulares

Eres un estudiante universitario, así que tu nivel estará muy por encima en ciertas asignaturas al de los estudiantes de la ESO o bachillerato. Aprovecha tu verano para sacar algo de dinero aplicando tus conocimientos para ayudar a chavales que necesiten un refuerzo.  Las asignaturas más demandadas para clases particulares son Matemáticas, Física, Química, la parte de Lengua de análisis morfosintáctico y los idiomas. Si controlas alguna de estas asignaturas, tienes trabajo asegurado.

Dependiente

Trabajar en una tienda también es una buena opción.  Mira qué comercios van más con tu personalidad e intereses y seguro que rápidamente estarás practicando tu don de gentes durante el verano.

Paseador de perros

¿Te gustan los animales? Si no te importa madrugar, en este trabajo temporal tienes un filón porque cada vez hay más gente con mascotas con jornadas laborales larguísimas y perros adorables solos en casa. Te necesitan.  Tres paseos al día rodeado de perretes encantadores es un trabajo genial.

Limpieza

Limpiar es un horror porque, por mucho que te esfuerces, al poco volverá a estar sucio, pero es un trabajo temporal muy bueno para sacar un dinero extra que no requiere experiencia ni echar demasiadas horas. De hecho, si no quieres entrar en una empresa de limpiezas, puedes negociar con tus familiares para encargarte de su casa y la plancha dos o tres días por semana y así cubrir tus gastos, o bien poner un cartel en tu barrio para trabajar en las casas de tus vecinos.

Cuidador de niños

Otro de los trabajos más típicos es este. Los padres salen o trabajan, los niños se pasan el verano de vacaciones y alguien tiene que cuidarlos. Además, este trabajo se puede hacer con distintos grados de implicación según tus preferencias: yendo de vez en cuando, a diario o quedándote de aupair. En esta página te ayudan a preparar «tu mejor perfil como niñera» con útiles consejos, pero que no os condicione su estética: vale tanto para hombres como para mujeres, que estamos en el siglo XXI y no hace falta pertenecer a un sexo concreto para desempeñar este trabajo, solo ser responsable y que te gusten los niños.

Acompañante de ancianos

Igual que en el caso anterior, este trabajo temporal puede ser una actividad gratificante que llevar a cabo en vacaciones. Muchos ancianos necesitan compañía mientras sus familiares están ocupados. Si de primeras no te llama la atención, piensa en lo mucho que aprenderás hablando con alguien que ha vivido otras épocas y lo bien que te sentirás pudiendo acompañar a personas necesitadas. Te van a pagar por estar, por salir a dar un paseo, por ver una película, por dar cariño a alguien que lo necesita. Será, seguro, una experiencia enriquecedora.

Cómo convertirte en un auténtico CSI
11 May 2019

Cómo convertirte en un auténtico CSI

Si eres superfan de la serie CSI y tu sueño es trabajar resolviendo crímenes, lee esto. Te vamos a contar de qué va realmente ese trabajo y qué puedes hacer para conseguirlo.

CSI

Antes de nada, seamos realistas

CSI es una serie de ficción que, aunque pueda tomar ciertas cosas de la vida real, lo cierto es que no se le parece demasiado.

Un CSI es un técnico de laboratorio que lleva bata y no pistola. No va a salir a detener a los sospechosos con su placa dorada sujeta a un cinturón de Armani. No los va a interrogar, no hablará con los testigos y no se paseará por la «escena del crimen» (más correctamente, «lugar de los hechos») como Pedro por su casa luciendo su pelazo y pisando por todo el suelo con sus estupendos zapatos de calle.

Si un criminalista (sí, ese es su nombre para los hispanoparlantes y no CSI) tiene que analizar un lugar en el que se ha cometido un delito, llegará a una zona ya acordonada por otros miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y se cubrirá el cuerpo con un mono de plástico; los zapatos, con bolsas; las manos, con guantes de látex; la cara, con una mascarilla y la cabeza, con un antiestético gorrito de ducha o similar (más o menos como en la foto que ilustra el post). Así pertrechado (incluso en pleno agosto y en un lugar cerrado en el que hay un cadáver en avanzado estado de putrefacción), analizará la mejor forma de recoger una serie de muestras para poder demostrar qué ocurrió en ese lugar, cuándo ocurrió, cómo ocurrió y quiénes son víctima y victimario. Además, tendrá que moverse por el lugar siguiendo una serie de rutas o pasillos para no destruir ningún indicio que pueda dar una explicación de lo sucedido.

Uno para todo

Por otra parte, nunca analizará las manchas de sangre, recogerá muestras de semen, saliva u otras sustancias orgánicas, analizará sustancias tóxicas, recogerá muestras de tierra, buscará el foco de un incendio, localizará residuos de pólvora, analizará el ADN encontrado bajo las uñas de un cadáver… Aquí cada especialista hará su función y no todo a la vez. E incluso algunos no saldrán nunca del laboratorio. Quizá en EE. UU. están más cortos de personal y por eso en la serie tienen a seis personas haciendo el trabajo de cincuenta, pero aquí cada especialista trabaja en lo suyo.

Lo que hay que entender es que la función de los criminalistas es, mediante lo que llaman inspección ocular, encontrar los indicios en el lugar de los hechos que, una vez analizados en el laboratorio, demuestren que tienen relación con el suceso y que a su vez ofrezcan valor explicativo de lo ocurrido. Una vez hecho esto, se emitirá un informe pericial y se defenderá el resultado de dicho informe en el juicio oral.

¿Y cómo consigue uno dedicarse a esto?

Pues se puede acceder desde varias titulaciones, pero además, salvo que seas un perito externo de una rama científica especialmente reputado que puede emitir informes periciales para la defensa de forma privada y que solo se limitará al análisis en laboratorio, debes entrar en uno de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y formarte para la Policía Judicial. Es decir, entrar en la academia y seguir los pasos que te marquen.

¿Qué titulaciones son las más demandadas?

Pues si realmente quieres entrar en la Policía Judicial y sentirte como un auténtico CSI (con algo menos de glamour), los títulos (mejor con eTítulo) que más fácilmente te abrirán las puertas son: Biología, Química, Física, Informática, Medicina Legal, Antropología Forense, Matemáticas, Odontología Forense, algunas Ingenierías y poco más.

Si estabas pensando en estudiar Criminología, sentimos decirte que, de momento al menos, esa carrera no te ayudará especialmente a entrar, porque aunque haya una clara relación, Criminología y Criminalística no son lo mismo y la policía busca científicos prácticos y no científicos teóricos.

¡Mucha suerte a los futuros investigadores!

 

7 técnicas para memorizar más fácilmente
5 May 2019

7 técnicas para memorizar más fácilmente

Ya casi están aquí los exámenes finales, así que vamos a hacer un repaso por las mejores técnicas para memorizar y así os luzcáis como auténticos papagayos.

memorizar

Hay distintas técnicas para memorizar que podemos usar para preparar cualquier materia, pero no hay que olvidar que memorizar no es aprender ni comprender, así que si en el futuro queremos tener unos buenos conocimientos sobre nuestros estudios, debemos tener claro que necesitaremos también hacer lecturas comprensivas y usar otras técnicas de estudio que nos ayuden a tener una buena comprensión de la materia.

1. Asociación de ideas

Cuando estés leyendo en tus apuntes aquello que tienes que aprenderte al dedillo, recuerda ir asociando cada concepto clave a otra cosa relacionada que ya conozcas. De esta forma será mucho más fácil que luego puedas recuperar la información cuando la necesites porque podrás recurrir a los «archivos preexistentes» de tu cerebro y la comprensión de los conceptos será mayor, porque no partes de un conocimiento nuevo, sino que, al asociarlo con otro que ya tenías, es como si fueras construyendo una casa desde los cimientos.

2. Bromas

Ya. Hay asignaturas que no hacen ninguna gracia, pero trata de sacar tu sentido del humor porque te será mucho más fácil memorizar algo si te diviertes en el proceso. Trata de hacer bromas, chistes o juegos de palabras con lo que tengas que aprender y verás cómo se te queda rápidamente. Si además estudias en grupo, las bromas saldrán solas, así que deja que ocurra y diviértete.

3. Conviértete en poeta

Si los chistes no son lo tuyo pero eres capaz de hacer pareados sin dificultad, úsalos para memorizar más rápidamente. Las rimas, además de que pueden resultar divertidas (y ya hemos dicho en el punto anterior que eso ayuda), tienen una sonoridad que incide en nuestra memoria auditiva con más facilidad que la prosa (siempre que las estudiemos en voz alta, claro). Así, podremos aprender en poco tiempo un montón de conceptos que nos ayudarán a conseguir el soñado sobresaliente.

4. Comparación

Compara lo que dicen tus apuntes con el argumento de tu serie favorita, con una novela que hayas leído o con una película. Cuando estés en el examen y el estrés te haga pensar que no te lo sabes, solo tendrás que volver a la ficción que hayas elegido para recuperar lo aprendido. Es verdad que hay materias tan aburridas que resulta difícil pensar que sirvieran de inspiración a algún artista, pero si lo piensas, seguro que encuentras alguna historia que puedas usar.

5. Acrónimos

Cuando necesites recordar varios puntos, puedes formar una sola palabra con las iniciales de cada punto. De esta forma podrás ir «tirando del hilo» hasta sacar el contenido completo. Esta es la típica regla de mnemotecnia que resulta superútil si tenemos al típico profesor que no para de mandar listados para memorizar o si hay que aprenderse un montón de fórmulas.

6. Inventa tu propia historia

Cuando tenemos ante nosotros una de esas materias que incluyen textos larguísimos en los que se suceden distintos acontecimientos históricos, darle un giro al asunto creando una historia corta y personal que conecte los puntos esenciales que no podemos olvidar nos va permitir retener todo mejor y no dejarnos nada en el tintero durante el examen.

7. Canta

¿Cuántas canciones eres capaz de tararear? La información acústica de nuestro cerebro parece no tener fin y, en cambio, nos cuesta recordar qué hicimos el martes pasado. Hay varias explicaciones para esto, pero quédate con que la música nos ayuda a memorizar. ¿Te acuerdas de las cancioncillas que se usaban para aprender las tablas de multiplicar o el abecedario en inglés? Pues si aún eres capaz de cantarlas, te harás una idea de lo útil que puede ser que le pongas música a aquello que necesites memorizar. No te cortes y empieza a componer tus propios temazos.

Recuerda que todas las técnicas de memorización son herramientas muy útiles, pero que deben ir acompañadas de otras técnicas de estudio como el subrayado, los resúmenesesquemasfichastest, etc. para que nos sirvan realmente para obtener el e-Título.

¡¡Suerte y ánimo a tod@s!!

5 extras para añadir a tu currículo y triunfar
25 Abr 2019

5 extras para añadir a tu currículo y triunfar

Entrar en el mercado laboral es complicado, pero si mejoras tu currículo, las posibilidades aumentarán rápidamente añade estos 5 extras y triunfarás seguro.

currículo

1. Carné de conducir

Tener el carné de conducir (y un vehículo para disfrutarlo) es fantástico en muchos sentidos: te proporciona independencia y autonomía, libertad para viajar o desplazarte adonde te apetezca, la capacidad para actuar rápidamente en caso de necesidad o emergencia y, sobre todo, placer. Mucho placer. Las personas que disfrutan conduciendo tienen la ventaja de encontrar auténtica felicidad incluso (o especialmente) en una carretera secundaria llena de curvas. Pero para el tema que nos ocupa, que es cómo mejorar nuestro currículo para facilitarnos encontrar un buen empleo, tener el carné de conducir es una clara ventaja. Tanto para poder desplazarte a tu lugar de trabajo con facilidad (lo que aumenta considerablemente tu radio de búsqueda de empresas) como para que puedas hacer desplazamientos necesarios para desarrollar tu ocupación añadir en tu currículo que eres poseedor de un carné suma puntos. Si todavía no te lo has sacado, ponte cuanto antes. Si te organizas bien, no saldrá tan caro.

2. Un idioma más

Hoy todo el mundo habla inglés (mejor o peor), así que si quieres destacar y que tu currículo pase al montón de los aspirantes favoritos certifica un nivel excelente de esta lengua universal o, mejor aún, ponte a estudiar una lengua rara o muy demandada como chino, japonés o árabe. Si eres capaz de certificar un nivel medio de estas lenguas, se te van a rifar para los mejores trabajos.

3. Voluntariado

Hacer voluntariado es muy positivo para ti en muchos aspectos: verás otras realidades y aumentarás tu empatía, aprenderás constantemente, trabajarás en equipo con personas que vienen de realidades diferentes por lo que incrementará tu capacidad de negociación y liderazgo, mejorará tus relaciones sociales, conocerás otras culturas, harás networking y, además de darte créditos universitarios y facilitarte los estudios de posgrado, también será muy valorado por las empresas que reciban tu currículo.

4. Carta de presentación

La carta de presentación es una introducción del currículo que hablará de ti como candidato al puesto al que deseas optar donde, siendo muy humilde, debes resaltar tus mejores cualidades (que puedan tener interés para el empleador) y tu experiencia (si la tienes).

La redacción de la carta debe ser correcta y formal con unos estándares que debes cumplir. Si no sabes cómo hacerla, léelo aquí.

5. Tener eTítulo

Tener tu título universitario original e infalsificable en un pendrive o poder descargarlo de internet en cualquier momento y lugar es mucho más cómodo, sencillo y eficaz que tener que hacer una copia del original en papel, acudir a un notario para que la autentifique y mandarlo por correo ordinario. Que tengas tu título universitario en formato electrónico para enviar junto con tu currículo a todos los contratadores que te interesen te va a dar una clara ventaja competitiva.

¡Muchísima suerte a tod@s!