¿Qué hay que hacer para cambiar de universidad?

4 Jul 2021
Nuestro blog
0 Comment
¿Qué hay que hacer para cambiar de universidad?

Cambiar de universidad es posible y no tan complicado como parece. Si quieres hacerlo, sigue estos pasos que te contamos.

cambiar de universidad

Hay muchas razones para cambiar de universidad. Puede que hayamos escogido una opción que no queríamos, pero que tenía una nota de corte más baja; puede que queramos pasar de una privada a una pública o viceversa, que queramos acabar nuestro grado en un país diferente, que nos guste más la guía docente de nuestra carrera en otro centro o que queramos ir a una de las universidades que ofrecen el eTítulo a sus alumnos para tener más fácil el acceso al mundo laboral en el futuro. Sea como sea, cambiar de universidad es posible y te vamos a contar cómo hacerlo.

Plazos, haberlos ahílos

No podemos cambiar de universidad cuando queramos, hay que respetar unos plazos y hacer una serie de trámites, por lo que habrá que tenerlo bien planificado de antemano. Debemos revisar qué fechas nos dan tanto la universidad de partida como la de destino y no dejarlo para el último momento porque luego nos puede faltar algún trámite o documento y quedarnos sin poder hacer el cambio.

Requisitos para cambiar de carrera

Los requisitos pueden variar de una universidad a otra, pero, generalmente, esto es lo que nos pueden pedir:

  1. Haber superado 30 ECTS o 60 créditos de los antiguos.
  2. Justificación sobre la causa del traslado (un texto con las motivaciones fundadas que nos hacen solicitar el cambio).
  3. Debemos venir de un plan de estudios vigente. Es decir, que si hicimos un año de carrera en 1960 y esa carrera ya no existe, no podemos solicitar que se nos convalide ese año y habrá que empezar desde cero.
  4. Que no se hayan agotado las convocatorias en el centro de estudio del que venimos.

Pueden valorar también, dependiendo del criterio de admisión de la universidad, requisitos como:

  1. Una nota de corte superior a la de admisión por la EBAU.
  2. Residir cerca de la universidad.
  3. Un mayor número de créditos obtenidos.

Proceso general de admisión

Este es el procedimiento básico para entrar en cualquier universidad y se hace con la nota de la EBAU compitiendo con los demás estudiantes de primer acceso. Se trata de entrar como si hiciésemos un acceso normal de primer año y los criterios de aceptación que nos influirán serán, además de nuestra nota de selectividad, el número de plazas que oferte la universidad a la que queremos ir. Otra cosa con la que podemos contar (aunque puede que no nos apetezca) es que existe la posibilidad de repetir la prueba de la EBAU para subir la nota y así tener más facilidad para acceder a la universidad que queramos.

Una vez que nos hayan concedido la plaza, es cuando podemos pedir que nos convaliden las asignaturas que teníamos aprobadas del año anterior, para lo que vamos a necesitar hacer una serie de trámites:

  1. Solicitar el plan de estudios de la carrera que dejamos. Este documento se puede solicitar en la sede electrónica de la universidad en la que hemos cursado el primer año.
  2. Debemos pedir también el certificado académico personal, que es una copia de nuestro expediente.
  3. Por último, tendremos que solicitar, de nuevo en la sede electrónica, el plan de estudios de las asignaturas que queremos convalidar.

Hay que tener en cuenta que todos estos certificados tienen un coste.

Procedimiento de traslado de expediente

Esta es la segunda opción para cambiar de carrera. Con esta modalidad, la competencia será menor porque solo nos enfrentamos a aquellos que soliciten el mismo trámite que nosotros, aunque también habrá menos plazas, así que deberemos sopesar qué opción puede favorecernos más. Además, no podemos pasar de un grado no oficial a uno oficial. Ambos deben ser oficiales para que se pueda hacer el traslado de expediente y convalidar las asignaturas cursadas. Como en la anterior opción, debemos poner atención a los trámites que deberemos realizar y a las fechas, porque, aunque suelen ser similares entre universidades, no todos los requisitos tienen por qué coincidir.

Lo más aconsejable sería reunir toda la documentación y acercarnos a las oficinas de atención al estudiante de la universidad a la que queremos entrar. Allí nos dirán todo lo que necesitamos, pueden recogernos la documentación que ya tenemos y asesorarnos sobre qué forma de acceso nos interesa más según nuestro expediente.

Ya sabéis, la burocracia es pesadísima, pero cuando nos admitan en la universidad que queremos, habrá merecido la pena.

¡Suerte!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escrito por  root

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *