Quedarse en blanco en los exámenes tiene solución

14 Ene 2018
Nuestro blog
1 Comment
Quedarse en blanco en los exámenes tiene solución

Una de las peores experiencias que puede sufrir un estudiante es la de quedarse en blanco en un examen, pero hay trucos que nos ayudarán a superarlo.

quedarse en blanco

Adiós memoria

Una de las situaciones más frustrantes de la vida es quedarse en blanco en el peor momento y, desgraciadamente, solo sufrimos esa transformación en ameba en los peores momentos, porque cuando estamos solos y tranquilos en nuestra casa somos la mar de elocuentes, aunque no nos sirva para nada.

¿Por qué me pasa esto?

La causa fundamental de esta temida pérdida repentina de la memoria es el estrés y, al parecer, está relacionada con la producción de una hormona llamada corticosterona que liberamos en momentos de mucha tensión. La buena noticia es que conociendo las causas también podemos conocer la solución.

Debido a que unas personas tienen más tendencia a sufrir estrés que otras, es lógico que algunos tengan una mayor predisposición a quedarse en blanco, pero eso no significa que no nos pueda pasar a cualquiera en un momento dado. De hecho, quedarse en blanco se considera algo normal y no una patología clínica; por otra parte, el que tengamos una tendencia natural al estrés no significa que estemos abocados sin remedio al fracaso escolar, sino que debemos desarrollar una serie de habilidades extras para combatir esa tendencia.

Preparación

Si el examen al que vamos a enfrentarnos nos da más miedo de lo normal o si somos de quedarnos en blanco a menudo, entonces lo mejor es no hacer el primo y preparar bien el examen y con tiempo suficiente. La mejor manera de no quedarse en blanco es estar seguros de nuestros conocimientos. Y para estar realmente seguros lo mejor es que podamos contar con un compañero o un amigo que nos vaya haciendo preguntas que deberemos contestar en voz alta. Ya sabes: si puedes explicarlo es que te lo sabes.

Ejercicio previo

Otro truco muy útil es dejar ese último repaso que hacemos justo antes del examen y que lo que suele hacer es estresarnos todavía más y sustituirlo por un poco de ejercicio físico. Lo hemos dicho un montón de veces: combinar ejercicio y estudio es lo mejor para que el examen nos salga redondo. Ten en cuenta que al hacer deporte tu cerebro segrega endorfinas, que te hacen sentir bien, y neurotrofinas, que protegen y reparan tus neuronas haciendo además que pienses con más claridad.

Meditación

Aprender y practicar técnicas de relajación y meditación también será muy útil para evitar quedarse en blanco. Con diez minutos que practiquemos al día rendiremos más y estaremos más relajados, pero lo más importante es que podremos hacerlo en el examen si vemos que nos empezamos a poner muy nerviosos. Además, cualquier técnica de meditación que funcione lleva incluidas técnicas de respiración que nos ayudarán oxigenando nuestro cerebro.

Reflejos condicionados

A pesar de ser una de las técnicas más útiles, es algo que vamos a tener que trabajar durante un tiempo para que empiece a servirnos. Se trata de hacer con nosotros mismos lo que Pavlov le hacía a su pobre perro; es decir, crearnos un reflejo falso por asociación.

Aristóteles decía que Cuando dos cosas suelen ocurrir juntas, la aparición de una traerá la otra a la mente y eso es precisamente lo que debemos hacer: conseguir que dos cosas pasen juntas para que una nos recuerde a la otra. Si cada vez que hacemos meditación o terminamos de hacer deporte o simplemente nos sentimos felices y relajados, hacemos un pequeño gesto (como juntar las yemas de los dedos índice y pulgar, tocarnos el pelo, cruzar los dedos o cualquier otra cosa sencilla), con el tiempo, ambas sensaciones estarán asociadas en nuestra cabeza y, por lo tanto, podremos controlar nuestro estrés y sentirnos bien con solo hacer ese gesto.

Conseguirlo solo requiere algo de paciencia y constancia, pero, si nos ponemos a ello, en unos meses estará controlado. ¿Te imaginas lo útil que sería poder hacerlo en medio de un examen cuando la posibilidad de quedarse en blanco nos esté poniendo cardíacos? Pues eso, que todo es cuestión de empeño y práctica y no olvidemos que todos estos quebraderos de cabeza y sacrificios habrán valido la pena cuando por fin consigamos nuestro eTítulo.

¡Ánimo a tod@s con esos exámenes!

Escrito por  eTitulo

One thought on “Quedarse en blanco en los exámenes tiene solución

  1. Pingback:Presentación oral: los 6 errores más comunes - eTítulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *