¿Te mueve la solidaridad? Estas 5 carreras son para ti

¿Te mueve la solidaridad? Estas 5 carreras son para ti

¿Te gustaría trabajar en un futuro ayudando a otras personas? Si te mueve la solidaridad y quieres hacer de ello una profesión, estas son las carreras universitarias que mejor te van:

EDUCACIÓN SOCIAL

Si te interesa fomentar la calidad de vida o el acceso a la educación de personas en situación de exclusión social, de menores en desamparo, minorías, personas mayores, etc. estudiar Educación Social podría ser una estupenda opción. Ten en cuenta que un educador social desempeña un papel esencial en cualquier sociedad, pero que no será un camino de rosas: vas a necesitar ser una persona muy comprometida y de mente abierta. En la Universidad Complutense de Madrid  (entre otras muchas universidades) se imparte este grado y lo bueno es que al acabar podrás solicitar tu eTítulo porque es una de las universidades adheridas a nuestro servicio de títulos electrónicos.

 

TRABAJO SOCIAL

Aunque en ocasiones se confunda al trabajador social con el educador social, no son lo mismo. El trabajador social tiene una función más burocrática (y no por eso menos importante) que el educador. Si quieres ayudar, pero se te da mejor resolver problemas que desarrollar planes estratégicos de actuación, el grado en Trabajo Social puede ser lo tuyo, ya que tus funciones estarán encaminadas a asesorar y tramitar las ayudas a las que puedan acceder las personas con desventajas sociales. Ten en cuenta que tendrás que tratar con personas que viven dramas espantosos y que vas a necesitar mucha motivación y fortaleza para no llevarte el drama a tu casa cada día, pero si te ves capaz, hay mucha gente que te necesita. Si te motiva de verdad la solidaridad, esta será una profesión donde te sentirás en tu salsa.

 

CRIMINOLOGÍA

Aunque nos hayan contado que la carrera de Criminología te prepara para ser un CSI, no es cierto. La Criminología es una ciencia multidisciplinar que aborda el problema de la delincuencia desde muchos ámbitos: la Sociología, la Psicología, el Derecho, la Medicina…, pero el enfoque criminológico es esencialmente un enfoque social, que trata de encontrar soluciones a las situaciones de conflicto que genera la delincuencia. Un criminólogo bien formado, con una mente crítica, abierta y espíritu solidario podrá trabajar ayudando a minorías, a delincuentes y a víctimas de delitos, podrá desarrollar políticas públicas que fomenten la igualdad, luchar contra el racismo, el machismo, la aporofobia y un largo etcétera. Tienes que pensar que la Criminología en nuestro país aún está por explotar y lo que necesita es que se llene de personas menos dispuestas a interpretar aburridas huellas dactilares y más dispuestas a cambiar el mundo a mejor.

GENÉTICA

Sí, a priori, uno no piensa que la genética sea una carrera ideal para gente interesada por la solidaridad, pero eso es porque no lo hemos pensado bien. El inmenso desarrollo de esta ciencia en los últimos años ha hecho que se separe de la biología y que tenga entidad por sí misma como carrera universitaria y las posibilidades que los estudios genéticos ofrecen para ayudar a las personas solo empiezan a atisbarse. ¿Has oído hablar del Proyecto Inocencia?

CIENCIAS POLÍTICAS Y DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Si eres una persona interesada por la solidaridad es posible que, estando el mundo como está, estudiar Ciencias Políticas ni se te haya pasado por la cabeza, pero es precisamente la falta de políticos con más vocación de mejorar las cosas y menos vocación de mejorar sus cosas lo que hace falta en este planeta. Las políticas a corto plazo, a pesar de ser más populares, no resuelven los problemas sociales y los partidos políticos que funcionan como empresas tampoco resuelven nada porque solo piensan en su propio beneficio. El mundo de la política necesita gente con capacidad de analizar, con capacidad de sentir empatía, carente de prejuicios e interesada por la solidaridad ¿eres de esos?, pues no lo pienses más, el mundo te necesita.

 

 

 

 

 

 

 

Escrito por  Webmaster

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *