Selectividad: Qué hacer para subir nota y otras dudas existenciales

Selectividad: Qué hacer para subir nota y otras dudas existenciales

Si las cosas no han salido tan bien como querías en tus exámenes de selectividad, no desesperes, hay formas de subir tu nota y cursar tu carrera soñada.

Todos los años, miles de alumnos se enfrentan a la selectividad llenos de nervios, de dudas y de esperanzas. Desgraciadamente no siempre salen las cosas como uno quiere, pero eso no significa que nos tengamos que rendir y estudiar algo que no nos guste. A pesar de que, en esto de los estudios, no todos los caminos llevan a Roma, sí hay unas cuantas calzadas romanas que podemos transitar para conseguir nuestra meta. Veamos cómo:

Si has suspendido

Si has suspendido la primera convocatoria de selectividad, puedes pasar el verano preparando el acceso y volverte a presentar en septiembre con las cosas un pelín más claras. Lo importante es que te organices bien y te pongas un horario fijo de estudio diario para que en septiembre te salga todo genial. Aprovecha para renovar tus técnicas de estudio y para hacer muchos exámenes de selectividad. Recuerda que las universidades suben a internet todos los exámenes de años pasados y que hacer exámenes siempre es la mejor técnica de estudio que puedes usar.

Un año sabático

Si quieres esperar un año hasta presentarte de nuevo, no te quedes en casa sin hacer nada. Un año sabático tiene que aprovecharse para viajar y aprender nuevos idiomas o para adquirir conocimientos que nos ayuden a entrar en la carrera que queramos cursar. Infórmate de qué cursos pueden ayudarte a entrar en tu titulación y ponte a ello; no pierdas un año de tu vida solo por no entrar a la primera.

Si has aprobado pero quieres subir nota

Aunque hayas aprobado selectividad, puede que la nota no sea suficiente para entrar en la carrera que te gusta. Infórmate bien de las notas de corte de todas las universidades de las distintas comunidades autónomas y asegúrate de que realmente tu nota debe subirse. Si a pesar de esto necesitas más puntos, puedes presentarte de nuevo en septiembre para subirla. Podrás realizar de nuevo la fase general, la específica o ambas, e incluso cambiar asignaturas, pero no coger asignaturas sueltas de la fase general. Y además, es imposible que bajes la nota, porque siempre se guardará la del examen que obtuvo mayor puntuación.

Ciclos superiores

Si optas por hacerte un ciclo de formación profesional para acceder a tu carrera, una vez que obtengas tu título, la nota de acceso será la nota media del ciclo, así que esta también es una opción que plantearse porque habrá incluso asignaturas que puedas convalidar y ganarás en experiencia técnica a tus compañeros que hayan accedido directamente. Además, si ves que la media del ciclo superior no te alcanza, puedes hacer la parte específica de la PAU para subirla.

Convocatorias infinitas

Antes tenías cuatro convocatorias para acceder a la universidad, pero con la nueva PAU, se elimina ese límite, así que estate tranquilo porque podrás presentarte tantas veces como quieras. Lo importante es poder elegir la carrera que más nos gusta para que luego no nos encontremos frustrados cursando unos estudios que no nos apasionan y teniendo que decidir si cambiamos a mitad de curso.

Conseguir el eTítulo de la carrera de nuestros sueños es lo más gratificante que hay, así que no te rindas, estudia mucho y sigue nuestros consejos en el blog para que podamos ayudarte.

¡Mucha suerte!