Recién licenciado busca trabajo

Recién licenciado busca trabajo

La universidad se acaba y se nos viene encima el temor a no incorporarnos jamás al mercado laboral. ¿Cómo puede un recién graduado encontrar empleo?

Recién licenciado busca trabajo

Este es un momento difícil, en el que nos enfrentamos a un mercado laboral saturado, con un montón de gente en paro y muchos graduados que salen cada año de las universidades. Estamos seguros de no ser mejores que los demás y encima ni siquiera tenemos experiencia profesional. Escribimos los datos personales en nuestro currículum, el grado en tal o cual y… ¡no se nos ocurre nada más que poner!

¿Cómo conseguir entrar en el mercado laboral?

Lo primero, debes solicitar el eTítulo en tu universidad para demostrar tu grado en cualquier lugar del mundo y dejar claro que tienes disponibilidad para viajar.

Importante: cuida tus redes sociales, borra lo que sea inadecuado y dales un sesgo profesional. Abre o mejora tu cuenta de LinkedIn.

Practica el networking. En este país, al menos, es la vía por la que la mayoría encuentran un empleo. Ya puedes tener un expediente maravilloso, que como no conozcas a nadie, lo llevas crudo. Somos así.

Y ahora dedícate a repasar tus puntos fuertes a la espera de que llegue la primera entrevista de trabajo. Así podrás defender por qué es mejor contratarte a ti que a ningún otro:

1. Ilusión

Nadie tiene más ilusión por incorporarse a un puesto de trabajo que un recién graduado. Llevas años preparándote para ello, soportando exámenes estresantes, horas de estudio, noches sin dormir… Muchos sufrimientos para llegar hasta la meta que ya has alcanzado.

2. Ganas de aprender

Todo recién graduado está dispuesto a aprender. De hecho, lo llevas haciendo un montón de años. Casi desde que naciste. Has vivido exclusivamente para ir a clase, tomar apuntes, memorizar… Aprender es lo que mejor sabes hacer y lo has demostrado.

3. Inocencia

No hay nadie tan inocente como quien acaba de salir de la universidad. Cualquier trabajador está experimentado en sufrir zancadillas y ponerlas. Un recién licenciado parte de cero, todavía cree que el mundo puede ser justo, que el empresario le amará igual que él a su empresa, que el compañerismo y la solidaridad que ha reinado en la universidad continuarán en el puesto de trabajo… Dile a tu entrevistador que, efectivamente, no tienes ninguna experiencia y por eso estás deseando tenerla.

4. Humildad

Es inherente al nuevo licenciado. No vas de nada porque aún no has empezado. Todo el mundo sabe que eres novato y tú también. Así que preguntarás y pedirás ayuda para que la empresa te forme como crea conveniente.

5. Ventajas tecnológicas

Conoces cómo funcionan internet y las nuevas tecnologías. Eres un nativo digital, cosa que no todos pueden decir, y eso es algo que cualquier empresa valora. Seguro que podrás sacar de apuros a cuantos tengas a tu alrededor.

6. Improvisación

Eso es algo que todo estudiante ha practicado en cada examen de esos que no tenía ni idea y ha sabido salir airoso, incluso por los cerros de Úbeda. ¡Anda que no has tenido situaciones de pánico en multitud de ocasiones! En la universidad esto ocurre un día sí y otro también. Así que, con la experiencia acumulada, seguro que serás capaz de salir airoso en cualquier situación. Di a quien te entreviste que entre tus virtudes está la improvisación; no mentirás.

7. Adaptabilidad

Las empresas saben que nadie se adapta mejor a los cambios que los jóvenes. Un recién licenciado es moldeable como la plastilina. Haz saber al director de recursos humanos que que podrás asumir la filosofía de la empresa como si fuese la propia en cuanto te den una oportunidad.

8. Precio

Estás dispuesto a cobrar menos si no hay otro remedio. No es porque tú lo digas, es porque te lo impondrán aprovechándose de tu inexperiencia, pero bueno, el mercado está así y de alguna manera hay que empezar. Vendrán tiempos mejores, seguro.

9. Movilidad
Estás dispuesto a marcharte a cualquier país, como demuestras con tu eTítulo. Es improbable que ya tengas una hipoteca, así que nada te ata. Si el trabajo no viene a ti, irás donde esté tu trabajo. Son los nuevos tiempos.

10. Conocimientos

Cuando un recién licenciado busca trabajo debe dejar claro que carecer de experiencia laboral no significa no tener los conocimientos necesarios. Ser un recién llegado al mundo laboral es algo por lo que han pasado todos, pero no todos tienen tu grado aprobado. ¡Solo necesitas una oportunidad para demostrar lo mucho que sabes!