¿Para qué sirve un delegado de clase?

¿Para qué sirve un delegado de clase?

Todos los alumnos de la clase tienen derecho a votar y a optar al cargo de delegado, así que si nos apetece, solo tenemos que presentar nuestra candidatura y convencer a nuestros compañeros de que seremos unos buenos representantes.

DELEGADO-DE-CLASE

Antes de prometer un mes más de vacaciones a cambio del voto, deberíamos enterarnos bien de cuáles serán nuestras obligaciones y responsabilidades, no vaya a ser que nos arrepintamos o que no hagamos un buen trabajo y luego quedemos mal delante de todos.

1. Representación: Esta es, sin duda, la función principal y más importante del delegado de clase: representar a nuestros compañeros siendo el enlace entre ellos y los profesores. Ante cualquier problema o iniciativa que surja entre los alumnos, deberemos hablarlo con el profesor correspondiente y después comentar con el resto de compañeros la respuesta que nos han dado y cuál será el camino a seguir.

Por eso, los requisitos imprescindibles para ser buenos delegados de clase son: ser respetuosos, tener facilidad para expresarnos de forma correcta ante los profesores, ser comprensivos con nuestros compañeros, tener capacidad para luchar por aquello que creemos justo, pero sabiendo siempre cuándo parar para no liarla, disponer de tiempo libre para dedicarlo a nuestras responsabilidades, ser serios y comprometernos con el cargo.

2. Convocar las reuniones: Una vez que hay un delegado electo, las decisiones del aula se toman en conjunto en las asambleas. Como hemos dicho, la función del delegado es representar a sus compañeros, pero para que podamos saber si todo está en orden o no, debemos convocar asambleas de forma periódica donde, entre todos, expongamos las iniciativas o inquietudes que hayan podido surgir. Nuestra función no consistirá solo en programar dichas reuniones, sino que también deberemos dirigirlas y asegurarnos de que hasta los compañeros más tímidos expresan sus intereses y dudas. No debemos olvidar que, gracias a sus votos, los representamos a todos, no solo a los que nos caigan bien o a los que más se involucren.

3. Trabajo bidireccional: Dependiendo del centro docente y de su organización, quizá también tengamos que asistir a reuniones del profesorado en las que se evalúa el rendimiento de la clase y, más tarde, contar a nuestros compañeros lo que se ha dicho. También los profesores recurrirán a nosotros para que hagamos comunicados en el aula si hay algún problema imprevisto, para que mandemos correos electrónicos informando a los compañeros de lo que nos pidan, etc.

4. Tablón, fechas y burocracia: Otra de nuestras funciones será colgar en el tablón toda aquella información que debamos compartir en cuanto llegue a nuestras manos, por ejemplo, fechas de exámenes o notas, charlas, conferencias o excursiones, jornadas de huelgas, fechas importantes, etc. También tendremos que estar en contacto con los encargados de Secretaría y Administración para repartir fotocopias, avisar de un fallo en los ordenadores y esas cosas que, aun siendo bastante aburridas, nos permiten hacer un montón de contactos útiles que nunca sabremos cuándo podremos necesitar, pero que seguro que algún día nos vendrán bien.

¿Solos ante el peligro?

No. Todo buen delegado de clase que se precie tiene a su fiel ayudante: el subdelegado. Como Batman y Robin, James Bond y Monneypenny, Sherlock y Watson, el delegado y el subdelegado hacen una pareja indivisible que debe apoyarse y ayudarse para que todo vaya como la seda. El subdelegado no solo nos ayudará compartiendo el trabajo con nosotros, sino que también nos sustituirá cuando no podamos asistir a clase. Que delegado y subdelegado seamos amigos sería lo deseable, pero lo realmente importante es que nos respetemos, nos comprendamos y nos apoyemos en lo que sea necesario. La comunicación entre los dos debe ser muy fluida y cordial para que el desempeño de nuestras funciones se haga sin percances.

¿Marrón o rosa?

Y sí, ser un buen delegado de clase puede dar mucho trabajo y parecer un marrón impresionante, pero la verdad es que si hacemos bien nuestro papel, no hay una forma mejor de destacar positivamente frente al profesorado. Si mostramos lo bien que nos organizamos, lo responsables que somos y el buen trato que tenemos con todos, siempre van a tener una estupenda imagen de nosotros y seremos los primeros en los que pensarán cuando busquen ayudante de laboratorio, becario o tengan que corregir nuestro trabajo de fin de grado.

24 thoughts on “¿Para qué sirve un delegado de clase?

    1. Adriana

      A mí me han elegido de delegada , pero me han dicho q tengo q hacer una ficha de q porq quieres ser delegada y me he pasado por aquí parasaber algo más y está bien , un poco escaso…

  1. derwis piamo

    Hey, Yo Soy el Delegado y Bueno, Como les explico, No Es Fácil, Para Los Problemas a diario en direccion en coordinación, Con los chicos en Bullying, e Incluso las reuniones…Pero ellos Decidieron que Yo Manejara la representación del Aula..Esta Bien, Estos tips me ayudan bastante por que ? por que ya se con que reforzarme….Yo Tengo aparte de mi Subdelegada Una Gran vocera que se encarga de Impartir la Información como se debe….Me gusta este compromiso por que siento que los ayudo mucho a ellos a resolver sus problemas 🙂

  2. Isabel

    Hola, en mi clase estamos eligiendo a los delegados de clase, y me gustaría saber como puedo ser yo la delegada.

  3. Martina

    Soy Delegada y les quiero decir Muchísimas Gracias me sirvió demasiado por que ahora tuve algunas dudas sobre cuál es la funcion de ser delegado estudiantil,y esto me sirvió por que quería saber como guiar a mi aula junto con la Subdelegada.

  4. Brian

    Muy bien.a mi también me eligieron se obtiene mucha experiencia con el transcurso de esa responsabilidad hay que tener el conocimiento adecuado y expresarse bien

  5. Diana Doris Jihuallanca Canchanya

    Bueno sobre de ser delegados así como ya lo han mencionado anteriormente se obtiene muchos beneficios, sin embargo, es responsabilidad,esfuerzo,dedicación , y lo más importante llegar a ellos disfrutándolo,asimismo,aprendes muchas cosas que te servirán en un futuro,así como liderar a tus amigos,familia,colegio,empresas,entre otros….no es difícil tampoco es fácil ,pero,» yo sé que tu puedes» no te esteces diviértete!!.

  6. anonimo

    Me a tocado ser delegado y pues se siente raro cuando jamas fui delegado en otras ocasiones y aparte,esto me ayudara bastante pero en fin,ser delegado no es una pizca de importante como la de sacar buenas notas y hacer feliz a tus padres,aunque en realidad queria ser subdelegado pero el tiempo volaba tan rapido,bueno pero para lo que me e presentado como delegado es simplemente para tener experiencia

  7. soledad velasco chinchay

    hola, yo me acaban de nombrar otra ves delegada y me siento muy bien por ademas que puedo creer mas en mi misma me siento orgullosa de poder ayudar amis compañeros

  8. Natasha

    a mi tambien me eligieron ser delegada y no tengo nada de experiencia tengo miedo creo que se me va a pasar de pues del tiempo no quiero caerles mal a mis compañeros de clase y tampoco que se arrepientan por haber votado por mi… Me ayudo mas o menos pero sigo teniendo miedo, pero bueno me tranquilizo en pensar que la vida es una sola y que hay que arriesgarse…Chao tu pagina me ayudo despues del paso del tiempo te escribire como me a ido siendo delegada

  9. Samir

    Queremos sacar al delegado porque se cree el Rey pero la preceptora Romina no nos deja porque dice que nos «caguemos» (tan linda nuestra prece)
    Por no elegir bien que tendríamos que hacer para sacarlo porque se cree superior nada que ver con la sub delegada que es hermosa inteligente y nos representa muy bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *