Cómo vencer la timidez en clase

Cómo vencer la timidez en clase

La vergüenza, el miedo a hacer el ridículo, a no caer bien, a decir algo inapropiado en clase, nos limita y nos impide interactuar correctamente con nuestros compañeros y profesores. Pero no se trata de una enfermedad, sino un rasgo de nuestro carácter y, si queremos, podemos vencer la timidez siguiendo unas sencillas pautas.

El primer paso para sentirse seguro en clase es tener algunos amigos con los que estemos cómodos; junto a ellos será más sencillo hacer frente a todo lo demás. Pero si hemos llegado a un lugar nuevo y no conocemos a nadie, el primer paso será solucionar esto.

Podemos romper el hielo de muchas formas; por ejemplo, acercarnos a alguien y decirle: «Creo que estamos en la misma clase de literatura, ¿qué te ha parecido el profesor?».

También podemos preguntar al candidato a amigo si sabe cómo ir a secretaría o empezar la conversación destacando algo que nos guste de esa persona: «Me encantan tus zapatos, ¿dónde los has comprado? Por cierto, creo que vamos a la misma clase».

Controlar nuestros gestos

Los tímidos a veces parecen encontrar más interesante la punta de sus zapatillas que lo que les rodea, aunque realmente no sea así. Es importante mirar a la gente a los ojos para que sepan que les escuchamos cuando nos hablen. Sonreír es esencial; cuando alguien nos sonríe sinceramente, al momento nos sentimos más cómodos en su presencia. Si cruzamos los brazos o encorvamos la espalda parece que nos protegemos de nuestro interlocutor. Tratemos de poner los hombros rectos y de dejar los brazos relajados. Los demás se sentirán más a gusto y, como resultado, nosotros también.

No apartarse del grupo

Por mucho que el cuerpo nos pida que nos sentemos en el rincón más alejado de la clase y que enterremos la cabeza en los apuntes, tendremos que resistir si queremos integrarnos. Hay que buscar una mesa que nos guste cerca de los demás y no demasiado atrás para que el profesor no piense que no queremos atender en clase. Si no hemos entendido algo bien durante las explicaciones (o aunque lo hayamos hecho), aprovechemos la situación para preguntar a nuestros nuevos compañeros si nos lo pueden aclarar.

Ensayos

Es normal, cuando somos muy tímidos, que las situaciones nuevas en las que estamos rodeados de desconocidos, nos causen bastante estrés. Para sentirnos más seguros de lo que vamos a decir, podemos ensayar antes en casa con algún familiar o solos frente a un espejo.

Si sospechamos que vamos a tener que hablar delante de toda la clase y no sabemos cómo hacerlo sin echarnos a temblar, podemos consultar aquí las mejores técnicas para salir airosos de la situación.

Sin agobios

El sentimiento de vergüenza es común a todas las personas. Cualquiera se ha visto en una situación bochornosa a lo largo de su vida y ha vivido para contarlo. No hay que agobiarse si a la primera no lo conseguimos. Habrá muchas oportunidades de seguir intentándolo, lo importante es no obsesionarse y no castigarse cuando no conseguimos rápidamente aquello que queremos. Si hoy no lo hemos hecho bien del todo, mañana lo haremos mejor. Lo mejor es que mientras lo intentamos estamos dando pasos en la dirección adecuada para superar un rasgo de nuestro carácter que limita nuestra libertad y nuestro disfrute.

Escrito por  Webmaster

11 thoughts on “Cómo vencer la timidez en clase

  1. Pingback:5 razones por las que las novatadas no molan nada - eTítulo

  2. Anónimo

    Yo me siento cómodo con mis amigos de la infancia,pero me cambiaron de instituto y me cuesta relacionarme con gente nueva,en el recreo suelo estar solo,y me siento muy solo porque todos los chicos ya tienen su grupo y pues como que no encajó pero por las tardes suelo ver a mis amigos de verdad y me siento muy cómodo con ellos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *